El jardín de las celicias

El jardín de las celicias
Con todas estas recetas intento que la infancia de mis hijas, especialmente la de Almudena, sea un poquito más feliz.

jueves, 6 de abril de 2017

BIZCOCHO GENOVÉS, IDEAL TARTAS



Las tartas sin gluten son de lo más agradecido. ¡Admiten tantas variantes!
Con una buena base de bizcocho, lo demás queda a la imaginación.

Es importante "emborrachar" muy bien el bizcocho una vez frío, para que adquiera consistencia de tarta y no quede seco.

Aquí os dejo la receta más simple y más resultona para un bizcocho genovés. Ya me contaréis el resultado.

INGREDIENTES:

- 4 huevos
- 100 g azúcar
- 50 g de harina de arroz
- 40 g de almidón de maíz
- 1 sobre de azúcar vainillado.


En primer lugar, montamos las claras a punto de nieve y reservamos.
Precalentamos el horno a 200º C.
En un bol, batimos las yemas con el azúcar hasta que estén prácticamente blancas.
A continuación, añadimos las harinas, poco a poco, hasta que estén bien integradas.
Añadimos la mitad de las claras montadas, y removemos con movimientos "envolventes", con una espátula. El robot de cocina haría que las claras perdiesen el aire. Movimientos circulares, de fuera hacia dentro del bol, es lo ideal.
Añadimos la otra mitad de las claras y las seguimos integrando. Deben ser movimientos muy suaves.

Ponemos un papel vegetal en la bandeja del horno y vertemos la mezcla, extendiéndola muy bien por toda la superficie.

Horneamos a 180 grados hasta que esté dorado, ligeramente dorado. Si se cuece mucho, quedará muy seco.

Yo hago esta receta dos veces, y así obtengo un bizcocho de 4 capas, cada capa de la superficie de una mitad de bandeja de horno. Podéis recortar la forma que queráis una vez frío.




Para emborracharlo, poner a calentar un cazo con la misma cantidad de agua que de azúcar. Yo preparo 150 y 150 para emborrachar estas dos planchas.


Calentar hasta que hierva y después mantener a fuego suave durante unos 5 minutos más. Debe quedar líquida pero un poquito densa.

Esperar a que se enfríe el bizcocho y el almíbar. Extenderlo con un pincel de silicona por toda la superficie, ya cortada a la forma deseada, justo antes de poner el relleno entre capas.














¡Ya tenéis vuestro propio bizcocho genovés! Es el mismo que usé yo para hacer la tarta de Ladybug a mi hija Noelia esta misma semana.








No hay comentarios:

Publicar un comentario