El jardín de las celicias

El jardín de las celicias
Con todas estas recetas intento que la infancia de mis hijas, especialmente la de Almudena, sea un poquito más feliz.

viernes, 1 de abril de 2016

Rosquillas de pueblo





Con la repostería, los resultados sin gluten pueden llegar a ser tan espectaculares o más que con él. Eso mismo le pasa a estas rosquillas. La receta manchega, la de toda la vida en Semana Santa. La que hacía la abuela de mi marido, y su madre, y la madre de ésta.



INGREDIENTES:

- 400 g harina de arroz (aprox)
- 200 g almidón de maíz (aprox)
- 1/2 vaso de aceite de oliva.
- 1/2 vaso de leche.
- 1/2 vaso de azúcar.
- 3 huevos.
- 3 sobres azules de gasificante+ 3 sobres blancos (yo usé marca Vesubio que es la que venden en el pueblo, apta). La de Mercadona se llama Litines, y supongo que será apta también, pero no lo he comprobado.
- Ralladura de limón al gusto.
- Azúcar y canela para rebozar al final.






PREPARACIÓN:

- Batir los huevos con el azúcar hasta que la mezcla claree. Añadir el aceite, después la leche y la ralladura de limón.

- En un bol aparte, mezclar las harinas con los sobres de gasificante. Ir añadiendo poco a poco a la mezcla. Cuando sea imposible batir, mezclar con la mano. Las medidas de harina son orientativas. Debemos añadirla hasta que la masa quede suave y no se pegue a las manos, en mi caso utilicé la que marco en la receta,pero como dicen las abuelas "la harina que pida". Si se necesita más, es preferible echarle de arroz mejor que maizena, por cuestiones de textura.

- Dejar reposar la masa tapada con un paño húmedo durante unos 10 minutos.

- Untarse las manos con un poco de aceite. Coger un pedazo de masa,del tamaño de una nuez y darle forma redonda. Dejar sobre la mesa aceitada.Repetir la operación con otro pedazo de masa y poner la bola encima de la anterior. Hacer un agujero perforando la bola de arriba y la de abajo a la vez con el dedo índice, y agrandarlo con movimientos circulares (así se consigue la "rayita"). También se pueden hacer sencillas, con una sola bola de masa, pero la abuela las hacía así.

- Freír en sartén honda con aceite caliente,pero no excesivamente.

-  Dejar escurrir el exceso de aceite sobre papel absorbente.

-  Rebozar en una mezcla de azúcar y canela, al gusto...y a disfrutarlas!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario