El jardín de las celicias

El jardín de las celicias
Con todas estas recetas intento que la infancia de mis hijas, especialmente la de Almudena, sea un poquito más feliz.

lunes, 27 de junio de 2016

Auténticos Gofres belgas






Uno de mis dulces favoritos, muy difíciles de encontrar con el mismo sabor que los originales, son los auténticos gofres belgas.  Aquí en España en muchos lugares los preparan, pero siguiendo la receta francesa, cuya masa es casi líquida. La masa de los auténticos gofres es una bola, con un sabor y una textura espectacular (en Brujas logré inmortalizar a un vendedor de gofres, a punto de introducir las bolas de masa en la gofrera) . 







¡Pues lo hemos conseguido! Sin gluten, además, tiene mucho más mérito. Ese mix de almidones de Marisa Famalap, me ayuda como sustituto en prácticamente todas las recetas en las que pone "preparado panificable", pues como he dicho en alguna ocasión, soy "anti-mixes comerciales". Por cierto, hablando de ingredientes, imprescindible para esta receta el azúcar perlado. Es imposible conseguir esta textura sin él.
Aquí os dejo la receta para que la disfrutéis tanto como nosotros.

INGREDIENTES (para 8-10 gofres): 


- 200 gr del mix de almidones (200g almidón de maíz, 100 g fécula de patata, 100g almidón mandioca dulce)
- 50 gr harina de arroz
- 110 gr de leche 
- 8 gr de levadura seca de panadería
- Puntita de la cuchara de goma xantana
- 1 huevo y 1 yema
- 5 gr de sal
- 1 sobre de azúcar avainillado
- 125 gr de mantequilla a temperatura ambiente
- 120 gr de azúcar perlado

PREPARACIÓN:  

En primer lugar batimos el huevo y la yema, con la leche y el azúcar avainillado. 
Mezclamos en un cuenco las harinas, la xantana, la levadura y la sal, y se lo añadimos a la mezcla de huevos.
Añadimos la mantequilla poco a poco hasta que quede integrada, y por último el azúcar perlado.
Hacemos una bola y dejamos reposar una media hora tapada con papel film.

Pasado ese tiempo, encendemos nuestra gofrera y pincelamos la superficie con mantequilla. Cuando esté caliente, ponemos una bola en el centro del espacio reservado para ello, y cerramos.

Lo ideal es que quede crujiente y doradito por fuera, y tierno por dentro. Este efecto se consigue con unos 5 ó 6 minutos de cocción. ¡¡Al masticar, el azúcar perlado hace que la textura sea inigualable!!  Es muy difícil encontrar un lugar donde hagan buenos gofres sin gluten (buenos o malos, es difícil). ¡¡Que los disfrutéis!!





No hay comentarios:

Publicar un comentario