El jardín de las celicias

El jardín de las celicias
Con todas estas recetas intento que la infancia de mis hijas, especialmente la de Almudena, sea un poquito más feliz.

sábado, 12 de marzo de 2016

BAGUETTE






He esperado mucho para subir esta primera entrada. Desde que una de mis hijas es celíaca, hace siete meses, he probado a la desesperada una y otra vez recetas de pan de libros, blogs y demás, sin éxito. No era capaz de hacer nada parecido al pan "de verdad".
De repente me encuentro en una feria Gluten Free donde un señor llamado Juan Carlos elabora, con una facilidad pasmosa, una receta de una auténtica baguette. Y no sólo eso, la base es una harina que podemos encontrar en cualquier supermercado, a un precio muy asequible.
A mí, me ha cambiado la vida. Por supuesto que seguiré haciendo pruebas, añadiendo y quitando ingredientes, jugando con los espesantes y aglutinantes... Pero sabiendo que, aunque todo falle, al final podré elaborar un buen pan.

La receta es muy sencilla.

Ingredientes, para 4 baguettes:

- 450 g de almidón de maíz.
- 50 g de trigo sarraceno.
- 10 g de levadura química.
- 5 g de psyllium (cáscara de plantago ovata, imprescindible).
- 10 g de sal.
- 10 g de goma xantana.
- 500 g de agua.
- 10 g de aceite.
- 15 g de miel.
- 10 g de levadura seca.


En las masas sin gluten hablamos de mezclado más que de amasado. Así que mezclaremos los ingredientes durante 15 minutos (en amasadora, panificadora, Thermomix o a mano).
Tapar con film transparente y dejar reposar en el sitio más cálido de la casa. Ideal si metes el molde al baño y te das una ducha bien caliente (es mi truco).
Pasada hora y media o dos horas, poner el horno a precalentar a 200 grados, poniendo en el suelo de éste una bandeja (si podéis haceros con unas piedras volcánicas, mejor que mejor).
Introducir la masa en una manga pastelera, con boquilla lo más ancha posible (o cortar la bolsa sin boquilla, con un diámetro de unos 2 cm). Formar barras sobre una baguetera (imprescindible para el éxito de la receta).
Hacerle unos cortes (greñas) a las barras, introducir en el horno a media altura (calor arriba y abajo) y echar un vaso de agua sobre la bandeja de la parte de abajo.
Hornear a 190-195 grados, durante 35 ó 40 minutos.

¡Y voilà! ¡Un pan estupendo! ¡Que lo disfrutéis!

P.D. : Prometo que mi segunda entrada hablará sobre todos esos truquitos que hacen que en vez de un pan, obtengamos "el mejor pan". ¡Hasta pronto!

No hay comentarios:

Publicar un comentario