El jardín de las celicias

El jardín de las celicias
Con todas estas recetas intento que la infancia de mis hijas, especialmente la de Almudena, sea un poquito más feliz.

martes, 28 de junio de 2016

BARQUILLOS CLÁSICOS




Tras el diagnóstico e inicio de la dieta sin gluten de mi hija en pleno mes de agosto, los barquillos fue una de las cosas que no fui capaz de encontrar. Llevábamos todo el verano comiendo ricos helados sin preocupaciones y de repente, ¡zas! ya no es posible tomar el barquillo.

De esta manera me vi obligada a improvisar recetas hasta conseguir una que mereciese la pena. Y lo conseguí. Están hechos de almidón de maíz, pues con la harina de arroz quedaban más quebradizos aún.
La barquillera es fundamental, aunque también pueden hacerse sin dibujo, en una sartén. Por su precio, yo recomiendo adquirir una, es mucho más cómodo y apenas ocupa espacio en la cocina.





Ahora no hay helado que se nos resista, y si es casero... ¡mucho mejor!

INGREDIENTES:

- 125 g de azúcar blanquilla.
- 60 g de mantequilla.
- 1 huevo.
- 125 ml de agua caliente.
- 125 g de almidón de maíz.
- 1 cucharadita de azúcar avainillado.

PREPARACIÓN:

Poner todos los ingredientes en un vaso para la batidora y batirlos hasta que la mezcla sea homogénea.
Calentar la barquillera y pintar con mantequilla con un pincel. Ir echando parte de la mezcla con ayuda de una cucharilla. Dejar 2 ó 3 minutos, hasta que estén dorados.
Darles forma con ayuda de un cono metálico o de plástico (normalmente estas máquinas llevan uno). Esto ha de realizarse con la mayor rapidez posible, porque la masa se endurece rápidamente, en cuestión de segundos, y conserva la forma que se la haya dado.

Para elaborar las tulipas, yo utilizo un vaso de plástico pequeño:





Lo pongo en el centro y le doy forma con los dedos. Es muy sencillo.

Ahora no podréis decir que no coméis barquillos porque no los encontráis en vuestro súper habitual. ¡Animaos y me contáis el resultado!






No hay comentarios:

Publicar un comentario