El jardín de las celicias

El jardín de las celicias
Con todas estas recetas intento que la infancia de mis hijas, especialmente la de Almudena, sea un poquito más feliz.

viernes, 1 de abril de 2016

Tejas de almendra





La receta de hoy es de esas que se disfrutan en la cocina. Porque hay que trabajársela. No basta con meter la masa al horno y obtener un resultado. Tras el horneado, hay que darle forma. Un sabor delicioso, la caja no dura más de un día. Y luego resulta que no ha sido nadie...




INGREDIENTES:

- 4 claras de huevo.

- 150 g de azúcar.

- 20 g de almidón de maíz (Maizena).

- 150 g de almendra molida.

- Ralladura de un limón o una naranja.




Además, como utensilios vas a necesitar una espátula, un  rodillo de cocina o en su defecto un vaso de tubo.




PREPARACIÓN:




- Batir las claras con el azúcar hasta que espume. Añadir la ralladura. Después poco a poco el almidón de maíz y finalmente la almendra molida.




- Forrar una bandeja de horno con papel sulfurizado. Echar una cucharada de masa, expandiéndola un poco con movimientos circulares. Volver a repetir el proceso, separando bien las cucharadas para que no se unan durante la cocción.

- Hornear en horno precalentado a 170 durante unos 10 minutos. Deben dorarse por los bordes.

- Despegar una oblea con la espátula con cuidado de que no se rompa (lo fácil es que esto ocurra, pero no hay que desesperar, seguro que a la tercera oblea ya está controlado) y poner la oblea sobre un rodillo durante unos segundos aplastándola suavemente contra él, para que coja forma. En 5 ó 6 segundos ya puedes separarlo y coger la siguiente oblea. Enfría rapidísimo, por lo que hay q hacerlo con soltura.

Es divertido ver cómo la masa se transforma; primero, de líquido a oblea consistente, y después a teja crujiente. 

Estoy segura de que os gustará el resultado. ¡Os animo a que las probéis, no os defraudarán!


No hay comentarios:

Publicar un comentario